Felicidades Daniel, contigo siempre en el corazón

daniel

Mi querido Daniel,

¡¡¡cuatro años…!!!

Ayer empezamos a recordar con mucho cariño como fue tu venida a esta tierra. Papá, Pablo y yo te esperábamos con gran amor. Recordamos el precioso parto que nos regalamos, tu mirada color cielo, tu suavidad, tu dulzura… mi pequeño arequipeño… Las dos horas que estuvimos juntos los cuatro fueron entrañables y las guardo como un gran tesoro en mi corazón.

Al igual que viniste, te fuiste… despacito, suavemente… te marchaste y, con gran humildad y sabiduría, nos enseñaste el camino de regreso a casa…

A nosotros aquí, nos tocó comenzar el difícil y sanador camino del duelo. Gracias a ti empezamos a contemplar el milagro de la vida con ojos nuevos. Por el vacío que dejaste en nuestras almas rotas fue entrando una nueva luz que nos hablaba de esperanza, de ternura ilimitada y de amor eterno. Y fuimos, poco a poco, recorriendo esta maternidad diferente, esta maternidad espiritual,  que nos hace capaces de contemplar la vida de manera nueva, que nos ensancha el corazón y nos ha regalado el conocer en el camino a familias maravillosas que enriquecen y llenan de luz y de color nuestra vida.

El otro día leía con gran emoción una preciosa reflexión que encontré en el blog de Alicia “El planeta de Olivia y Violeta”:

“No siendo ni mi marido ni yo personas religiosas (y con todo el respeto, confiando en que nadie pueda sentirse ofendido por este comentario), mi marido me dijo una vez:
 “Olivia es lo más parecido a Jesucristo que tenemos en nuestra vida. Que su muerte no sea en vano. Olivia nos ofrece una redención y una nueva vida. Somos mejores gracias a ella”. 

Y ese es hoy mi deseo Daniel, en tu cuarto cumpleaños. Qué tu muerte, hijo, no sea en vano.

Cuatro años después de tu paso por nuestras vidas puedo decir que doy gracias a Dios, a la Vida, por tu existencia. Gracias por mostrarme que el AMOR es más fuerte que la muerte, gracias por todas las sincronías y regalos del corazón que he ido encontrando a lo largo de estos años, gracias por enseñarme a mirar la vida con ojos de niña, gracias por ser mi hijo, mi pequeño y eterno niño del amanecer.

¡Felicidades hijo, mío! Contigo siempre en mi corazón.

Te quiere, con amor eterno,

mamádaniel4

Anuncios

Acerca de remamaradentro

laico misionero comboniano
Esta entrada fue publicada en duelo, Maternidad, perinatal o infantil. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Felicidades Daniel, contigo siempre en el corazón

  1. OLE! Gracias Carmencita por tus palabras. Y dile a ALicia que es verdad lo que dicen, es una experiencia muy hermosa, sobrecogedora. (Soy GOnzalo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s