A mi hijo no le gusta Halloween

Ahalloween mi hijo no le gusta Halloween. A mi tampoco.

Mi hijo lleva varios días diciendo que no le gusta Halloween. No entiende por qué en el cole estos días gira todo en torno al miedo, a la muerte, a disfraces para asustar a los demás… Dice que a él le gustan las cosas más cariñosas.

Y yo le doy la razón. No solo pienso que es una “americanada” que nos podíamos ahorrar, sino que creo que tenemos otras tradiciones mucho menos asustadizas que celebrar. Sé que está de moda, pero cuando queremos dejamos la moda a un lado para poner de moda otras cosas. Se que es algo “cultural”, pero cuando nos da la gana dejamos de celebrar fiestas milenarias para no ofender a otras culturas.

Vivimos en la cultura del miedo, de la muerte, y yo quiero vivir desde la vida, desde el amor, la belleza, el encuentro… en fin otra cosa mariposa. Y precisamente yo, que “convivo” con la muerte cada día, no solo en mi trabajo, sino también en mi propia experiencia personal. Quien me conoce sabe que me apasionan los cuidados paliativos. Que me esfuerzo por ayudar a otras personas en duelo, que pongo de manifiesto siempre las necesidades espirituales del final de la vida… Quizás precisamente por eso, en estas fechas que recordamos a nuestros difuntos, tratar el tema de la muerte con la sorna que se  hace hasta me ofende. Cuando te esfuerzas en explicar a un niño que su familiar que se ha ido lo ha hecho para siempre, encontrarme a “muertos vivientes” por la calle no es lo que más me apetece. El dolor de mucha gente que conozco, que está en duelo, que ha perdido quizás a su hijo, que tienen heridas en el alma para toda la vida, ese dolor me parece tan sagrado, tan merecedor del respeto más profundo, que Hallowen  no es para mí una  fiesta.

Me río hasta de mi sombra. Me encantan las bromas y el sentido del humor. Lucho por ser feliz cada día y sonreir  a cada instante. Pero hay cosas que no me dan risa.

A mi hijo le he ofrecido comprarle un disfraz de Halloween, pero no quiere. Le acompañaré a la fiesta de disfraces del cole si le apetece participar. Si no quiere le he prometido que ese día nos lo tomamos de vacaciones y nos iremos toda la familia al campo a comer castañas y nueces y a buscar setas y espárragos, y a inventar historias y coger piñas. Lo que él decida.

 

Anuncios

Acerca de remamaradentro

remando mar adentro
Esta entrada fue publicada en A la vuelta, Educación, Maternidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s