Desarrollo(2ª Parte). Algunas responsabilidades del Norte

El subdesarrollo del Sur no es un problema exclusivo del Sur. No podemos limitarnos a decir a los pueblos del  Sur empobrecidos lo que ellos tienen que hacer.  Tenemos que reconocer además nuestras propias responsabilidades:

–          Globalización: las dificultades provienen de que todo el proceso está siendo controlado por los actores y los intereses del Norte.  Es preciso orientar todo el proceso, no como una “globalización excluyente” sino como una “globalización integradora”.-         

 – Cuestionamiento del modelo de desarrollo y de consumo: no hay desarrollo sostenible sin satisfacción de las necesidades básicas y con pobreza, ni hay verdadero desarrollo humano actual que ponga en peligro el desarrollo humano de las generaciones futuras. Hay que adoptar nuevos modos de consumo y producción limpios, conservadores y regeneradores del medio ambiente.

Reglas vigentes del comercio internacional:  el proteccionismo de los grandes bloques, empezando por EEUU y la Unión Europea, perjudica claramente las posibilidades e intereses de los países agroexportadores del Sur.

Crisis financieras: la inestabilidad creciente de los mercados han afectado espectacularmente a los países del Sur, mucho más vulnerables ante los embates incontrolables e irracionales del mercado.

Migraciones: son expresión de los grandes desequilibrios económicos Norte-Sur. Los países “ricos”, que tanto se han aprovechado del trabajo de inmigrantes, deben de cambiar las políticas fuertemente restrictivas porque está en juego la posibilidad de construir un orden mundial más justo, y no olvidemos, pacífico.

Organismos internacionales (Banco Mundial, FMI, OMC): se impone democratizar estas instituciones de manera que estén representados los intereses de todos y se den los pasos para constituir un buen sistema de gobierno mundial, especialmente orientado a resolver los problemas planetarios (pobreza, desigualdad, agotamiento de los recursos, deterioro medioambiental, etc.)

Cooperación internacional al desarrollo: hay una obligación moral de hacer cooperación, como una forma de restituir lo que se ha expoliado de una forma directa o indirecta en épocas pasadas.

Multinacionales: su impacto en la sociedad es enorme, no sólo producen bienes y servicios y generan la renta que todos necesitamos para vivir, influyen sobre nuestro gustos, moldean nuestros hábitos de conducta y la forma de organizar la vida, condicionan el entorno social en que se localizan, sino que además ejercen su acción sobre los gobiernos y hasta sobre los organismos internacionales. Por todo eso, es de enorme relevancia la actual tendencia a exigir a las empresas el cumplimiento de su responsabilidad social.

 

(Desarrollo económico y social: teorías, propuestas,  responsabilidades. Revista de Fomento Social, 60 (2005), 11 – 38.)

Anuncios

Acerca de remamaradentro

remando mar adentro
Esta entrada fue publicada en Justicia, Paz, ecología, solidaridad, consumo.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s